Masaje Energético Sanlah para Niños

Para reequilibrar su energía de una forma agradable.

Masaje Energético Sanlah con toda la potencia del Reiki y de las Flores de Bach. Para más información sobre el Masaje Energético Sanlah leer Masaje Energético Adultos. Aquí recojo las características propias de este masaje adaptadas al ritmo y peculiaridades de los niño/as.

2 modalidades:

1- Niños más pequeños: edad a determinar por el progenitor, en general hasta los 8/9 años

FUNDAMENTAL. La sesión comienza ANTES de que tu hijo/a y tú vengáis a la consulta. Para evitar que se aburra o impaciente mientras tú me cuentas el motivo de la visita he diseñado el Cuestionario Sanlah que os podéis descargar, rellenar y remitirme por mail cuando os confirme la cita. Así, al venir, ya conoceré vuestra situación y en una breve entrevista in situ (menos de 10 min.) terminaremos de ajustar lo que vamos a tratar.

Durante el masaje aplico externamente, sobre su torax, cabeza, las Flores de Bach más idóneas a su situación/ emoción a tratar (miedo a la oscuridad, celos, sobreexcitación, falta de concentración, rabietas…).

Vosotros decidís si os quedáis en la sala en función de lo que sea mejor para el niño. Por ejemplo si se tranquiliza estando con su mamá cerca o por el contrario es mejor que no la vea (aunque se le explique que estará justo detrás de la puerta de la sala) para que no quiera levantarse e irse con ella…

Es importante que el niño sepa a qué viene, que es a recibir un masaje que le puede ayudar a estar más tranquilo/a o a tener más energía (resumiendo mucho y según el caso).

La gran mayoría de los niños ven el masaje como algo divertido porque les hace “cosquillitas” (eso incluye lo de las esencias sobre el cuerpo). El tiempo está pensado para que puedan llevarlo bien. La duración es lógicamente inferior a la del adulto por su capacidad de resistencia. Aun encontrándose muy relajados pasados 15-20 min. pueden tener ganas de levantarse, otros por el contrario se duermen o siguen muy relajados y prolongo pues el masaje. Esto varía también con el niño, su edad, como venga ese día…Por supuesto me adapto a ello.

Tras el masaje le pido a tu hij@ si le apetece dibujar y mientras tanto tú y yo hablamos de cómo he visto al niño o como lo has visto tú si te has quedado en la sala.

Y así termina la sesión, con un niño más relajado y reequilibrado, más sonriente y abierto.

Como verás en Masaje Energético Sanlah para adultos los efectos de las sesiones se notan en cada una de ellas y también son acumulativos.

2- Niños más mayores: de los 9/10 años hasta los 11 años.

Todo es igual al punto anterior, es decir:

  • Cuestionario previo para que los padres expliquéis qué le pasa al niño, el motivo de la consulta.
  • Masaje
  • Devolución/charla post masaje con el progenitor.

Las particularidades es este caso son:

  • 1º si vosotros lo creéis oportuno ADEMÁS del cuestionario puedo realizar una pequeña entrevista de unos 10 min. al niño/a directamente ANTES de empezar el masaje, para que cuente lo que le pasa, estando vosotros presentes o no, como consideréis que es mejor.
  • 2º la charla post masaje puede ser también en presencia del niño/a, preguntándole qué ha sentido, cómo se encuentra y explicándole lo que yo he percibido. Por supuesto si hay algún tema que considero que es mejor deciros a parte os lo indicaré y entonces veremos cómo hacer para que el niño se quede algo al margen en este momento. Es muy importante en todo este proceso, sobretodo en los niño/as más mayorcitos, ya con ademanes pre adolescentes, que se respete su intimidad y que ellos vean que se les trata con una consideración ya no tan “infantil” lo que implica mayor autonomía e individualidad.

Cuándo ofrecer a nuestros hijos una ayuda externa. Beneficios

Nuestros hijos son lo más importante y queremos para ellos lo mejor, que es verlos sanos y felices. Pero cuando somos padres nos damos realmente cuenta que ni es fácil ser padre ni es tan fácil ser niño. Podremos darles los cuidados materiales y emocionales que necesiten pero aun así surgen multitud de circunstancias que hacen que la evolución ni sea suave ni desprovista de sobresaltos para hijos… y padres.

Ya sea porque:

  • Son los primeros y nos coge siempre con el pie cambiado,
  • Hay varios hermanos y lo que servía para uno no sirve para el otro,
  • Vivimos muy deprisa,
  • Por circunstancias personales de los padres:
    • Separaciones,
    • Traslados de trabajo,
    • Dificultades económicas…

Los niños se resienten y resuenan a nuestro paso, y al suyo… Son seres muy sensibles, como es obvio en constante formación, y todo lo que les sucede:

  • Lo de su entorno,
  • Sus padres y
  • Hasta su propio crecimiento mental y emocional,

es una gran caja de sorpresas para ellos mismos y bastantes veces para los padres.

En muchos casos podemos solventar con nuestros propios recursos lo que los niños nos van demandado pero en otros se hace más difícil descodificar las señales…

  • ¿Sus pesadillas son normales?
  • ¿El mal humor? ¿La irritación?
  • ¿Y esos celos que tiene del hermano?
  • ¿Está siempre en las nubes o demasiado pendiente del ordenador?
  • Estamos separados y:
  • La niña da síntomas de no aceptarlo,
  • Su padre tiene una nueva pareja en su vida.
  • Se ha muerto alguien querido, un familiar o su mascota, parecía que se le había pasado pero de repente se pone a hablar de él y está triste.
  • En el cole no se relaciona bien con los niños, le mandan, o siempre anda armando jaleo, parece hiperactivo…

Las situaciones son también diferentes en función de la edad. Los padres estamos ahí de faros y guías de sus emociones. Muchas veces nos bastamos pero otras necesitamos que otros nos ayuden con una visión externa y aportando herramientas adecuadas a nuestros hijos.

Beneficios:

Por mi experiencia personal y profesional creo firmemente que cuanto antes ayudemos a establecer cimientos sólidos en la persona:

  • Más fácil es reconducir la situación que causa malestar y
  • Más problemas le ayudamos a evitar en el futuro:
  • Un niño sano, sin bloqueos emocionales, es la mejor baza para que se convierta en un adulto sereno, con claridad mental y vital para desenvolverse, lo mejor, lo más acorde consigo mism@ y por lo tanto lo más felizmente posible en el agitado mundo que nos rodea. Es la mejor inversión que podemos hacer como padres para su autonomía, su saber discernir y su futuro como ser humano completo y feliz.

Ventajas de las Terapias Energéticas en los niños

Las Terapias Energéticas son un recurso muy bueno para todos pero especialmente para los niños por varias razones:

  • Precisamente porque son energéticas y los niños (más que en ninguna otra fase de la vida) son eso, un concentrado energético…necesitan movilizar su energía, sacarla, canalizarla, liberarla, que fluya sin trabas. Correr, reír, chillar…todos movimientos de expansión que se suceden unos a otros hasta que al final caen rendidos en la cama y pasan del on al off (si no hay miedos nocturnos, pesadillas, hiperexcitación…), para volver a empezar al día siguiente…afortunadamente. Son como un torrente de caudal más o menos potente que cuando encuentran un obstáculo (problema emocional o físico) y se taponan empiezan a dar signos de malestar: rabia, ira, golpes…o por el contrario aplanamiento, ralentización, tristeza, miedos… Las Terapias Energéticas: Masajes Energéticos y Flores de Bach entroncan muy rápida y eficientemente por su esencia misma con el resonar del niño y el desbloqueo puede suceder mucho más fácilmente que en otras etapas de la vida.
  • porque no son cognitivas… actúan sin necesidad de que el niño tenga que descodificarse (explicarse) para hacerse entender. ¡Sea lo que sea que tenga y aunque no puedan verbalizarlo el desbloqueo energético actuará!
  • porque los niños tienen muchas menos trabas mentales que los adultos y por lo tanto la respuesta es mucho más rápida. La energía al desbloquearse fluirá haciendo que los niños, esos seres tan sensitivos y reactivos se recuperen y vuelvan a lo suyo…seguir expandiendo su energía para nuestra alegría y… nuestro cansancio, lo que es una sana ley de vida.