Como actúan las Flores de Bach en los niños. Algunas consideraciones

Como actúan las Flores de Bach en los niños. Algunas consideraciones

Como padres, quedarnos tranquilos en cómo estamos ayudando a nuestro hijos es primordial y aunque los resultados hablan por si solos os expongo algunas consideraciones por si no conocéis bien las Flores de Bach.

Es importante recordar que las Flores de Bach son inocuas y resultan un apoyo natural para el niño.

 

La respuesta en los casos agudos suele ser muy rápida, en 1 a 3 semanas se pueden ver cambios en su comportamiento. Por ejemplo, miedos a determinadas situaciones circunstanciales, celos por el nacimiento de un hermano…

En los casos de situaciones crónicas o que lleven ya instaladas un cierto tiempo: separación de los padres, celos de un hermano desde hace 1 año, timidez y retraimiento… el tratamiento es más largo y suele ser conveniente que incluya también a los miembros de la familia implicados en el tema en cuestión; por lo general la madre, sobre todo si el niño es muy pequeño, u otro hermano en caso de celos. Esto es muy beneficioso para ambas partes, entre otras cosas para que el movimiento de mejoría vaya en paralelo, acompañado por ese adulto, o para romper los posibles círculos viciosos instalados en la familia, por ejemplo preocupación de la madre porque el niño en ese tema está estancando. El progenitor sale así también reforzado para llevar la situación sin tanta presión/ opresión interna y el resultado en el niño/a es más rápido y profundo.

Además es muy deseable evitar que se instalen en los niños patrones de conducta que puedan volverse con el tiempo más férreos, más difíciles de erradicar y más invasivos de la vida emocional y física del niño/a. En efecto, cuanto antes se pueda tratar un tema desde que se ha originado/ surgido más fácil será su resolución y más problemas se evitará el niño/a en el futuro ¡Y con él toda la familia!

Las flores de Bach en ningún caso sustituyen su evolución natural, temas por los que casi obligatoria, o biológicamente pasan para desarrollarse: la etapa del no de los 2 años, el no querer compartir al descubrir su individualidad, entrar al colegio, etc…. pero tomándolas gestionan esas etapas mucho mejor sacando además a relucir todo su potencial. Por ejemplo ¿cuántas cosas podría hacer, cuántas relaciones podría crear un niño/a si no fuese por su timidez? Un comportamiento en un sentido, abierto (hacia la expansión) o cerrado (hacia el aislamiento), provoca otros en cadena en el mismo sentido. Se trata de reequilibrar cuanto antes el tema en cuestión y facilitar que el niño se abra a la vida y a experimentar con alegría, tranquilidad y confianza.

Conviene recordar que la forma de operar de las Flores de Bach es ayudando a sacar en el niño la virtud que necesita para contrarrestar el problema en cuestión pero nunca modificará/alterará su naturaleza. Todo lo contrario, ésta, desprovista del bloqueo emocional, del conflicto vivencial por el que pasa el niño aflorará, nunca mejor dicho, en todo su esplendor.

Niños más alegres, más felices y de esta forma más sanos emocional y físicamente.